Ernest Hemmingway fue uno de los escritores más influyentes en la literatura norteamericana del siglo pasado y la mayoría de nosotros lo conocimos por su novela más famosa: