Orange Is The New Black

Orange Is The New Black
ORANGE  is the new BLACK

Netflix ha sigo bastante inteligente a la hora de crear su negocio, empezando con la simple renta de películas hasta ahora la producción de sus propias series que a decir verdad no deben envidiarle nada a las series hechas por las grandes casas productoras. Por supuesto el gran plus de Netflix es que una vez lanzada la serie puedes ver todos los capítulos en una sola sentada si así lo deseas y no tienes que esperar cada semana, aunque esto también tiene su punto malo, pues la serie se te acaba muy rápido ( asumo que eres un obsesivo de las series) y quisieras más.

La primera serie que he visto en forma de Netflix ha sido Orange is the new black que está basa en el libro homónimo de Piper Kerman donde relata su estadía en una presión de mínima seguridad por declararse culpable por el delito de lavado de dinero y tráfico de drogas en 2006.

Ah decir verdad los primeros promocionales  de esta serie no contribuyeron  mucho a querer verla, asumí que se trataba de una simple comedia que revivía las películas de los años noventa y es que al ver a Jason Biggs mi mente se transporto inmediatamente a American Pie y no es que no me guste pero imagine una serie simplona aunado a la escueta descripción que ofrece (este es un problema recurrente en Netflix, malas descripciones) me hizo esquivarla por varios días.

Un día de ocio cualquiera decidí verla y me lleve una agradable sorpresa pues lejos de resultar simplona y “cómica en extremo” me encontré con una serie con una historia que fluye fácilmente, además de actuaciones me atrevo a decir fantásticas. La gama de emociones que maneja hacen que pese a ser en una prisión y tener momentos bastante dramáticos también cuente con hora y lugar para la comicidad.

Sipnopsis.

Laura Prepon
Alex la exnovia de Piper

La trama se desenvuelve alrededor de Piper Chapman quien después de pensar que se encontraba en el mejor momento de su vida pues está punto de contraer matrimonio y con un negocio con su mejor amiga cada vez mas fructífero tiene que hacer frente a los errores que cometió en el pasado y vaya errores pesaditos pues el inicio de la serie nos sitúa en el día anterior al que Piper se entrega voluntariamente para cumplir una condena por haber transportado dinero de la venta de drogas de su antigua exnovia Alex quién por cierto es traficante de drogas y por el cual pasará de 13 a 15 meses en prisión.

Así pues se nos muestra como Piper lucha por mantener sus relaciones con el exterior intactas, principalmente con Larry, su novio y Polly, su mejor amiga y socia y adaptarse a la estancia en la prisión, aprendiendo las reglas que en esta existen y creando alianzas y amistad con algunas de las presas, además de tener que lidiar con su antigua exnovia Alex quién esta también presa con quién tiene una relación de odio-amor.

También descubrimos el pasado de algunas de las presas mediante pequeños Flashbacks que además nos muestran el porqué de su llegada a la prisión y en la mayoría de los casos nos damos cuenta que han tenido razones de peso para hacer lo que hicieron.

Conclusión.

Orange is the new black es una gran serie, nos muestra mas allá del cliché dramático de las series de prisiones, es dinámica e incluso humorística, además de tener un buen puñado de historias secundarias que soportan bastante bien la trama principal e incluso por momentos nos hace querer saber más de ellas, las actuaciones son grandiosas como dije antes y llega un momento en el que sientes simpatía incluso por aquellas prisioneras que te presentan como antagonistas.


Netflix la renovó para una segunda temporada.

Calificación 9 de 10 nueve de diez

 

Leave a Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This